sábado, 30 de abril de 2011

Kafka, de Robert Crumb y David Zane Mairowitz



Kafka, de Robert Crumb y David Zane Mairowitz, La Cúpula, Barcelona, 2010.

Antes de nada, quiero dejar algo claro. Este libro es una "Introducción" a Franz Kafka. Pero, por otro lado, se trata de un cómic notable. Crumb logra que la historia marginal de Franz Kafka y la sugerencia de sus narraciones cobren vida por medio de la imagen. El trazo nervioso y redondo de Crumb transciende el guión perfectamente adaptado de Mairowitz, aunando pasión literaria y documentalista, ya que logra sintetizar la vida y la obra de uno de los escritores más conocidos y leídos del siglo XX. Algo que me ha llamado la atención es precisamente cuánto hay de Crumb en este libro. La fuerza del dibujo y las formas de Crumb respiran vitalidad y se erigen como una forma que atraviesa lo meramente físico para llegar a la profundidad psicológica, mostrando ansiedades existenciales o devaneos emocionales. La técnica de grabado, las sombras y los juegos de luz, el blanco y negro, encajan perfectamente con la atmósfera opresiva del centro de Europa de principios de siglo XX y la atormentada vida del autor de El castillo.

El libro supone un acercamiento a las claves de la obra de Kafka a partir de su relación con la cultura hebrea, así como la lucha entre la lengua alemana y checa, las complejas relaciones de Kafka con su padre, y los distintos escarceos con mujeres. Y lo interesante del guión es el montaje de historias biográficas con las narrativas, con fragmentos de sus novelas y algunos relatos como “La muralla china” o las espléndidamente dibujadas “La madriguera” y “La colonia penitenciaria”.

Que un libro de cómic sea un homenaje al gran autor checo es algo que puede interesar a los aficionados a Kafka así como a los de Robert Crumb. Sin embargo, conozco a mucha gente que dice “no me gusta Kafka porque es tedioso” y yo les preguntaría si nuestras vidas no son tediosas. Muchos dudarán, otro dirán que sí; en todo caso, creo que Kafka habla de nosotros mismos, aunque uno no sea judío, ni checo, ni hable alemán ni odie a su padre. Y este cómic puede ser una más que saludable introducción al mundo kafkiano, es más, creo que para quien Kafka pueda resultar tedioso o incómodo, este libro le animará a leerlo después. Pero no olvidemos lo más importante: este libro, no es un libro de literatura, Kafka es un (espléndido) cómic y como tal hay que considerarlo.



7 comentarios:

  1. Estupendo cómic, que como bien dices supone un acercamiento a la figura de Kafka. Acercamiento es la palabra adecuada, ya que parece no es del todo riguroso, sino la visión del Crumb sobre la figura y algunos aspectos de su obra.
    No es narrativa, pero ¿quién dijo que la novela gráfica no es literatura?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Babel: estoy de acuerdo, pero a lo que me refiero es que el cómic puede leerse como cómic, lo digo porque mucha gente considera que es un primo o hermano pequeño de la literatura, y yo creo que el cómic, como arte, es independiente de la literatura (eso sí, muy influenciado por ella). De hecho, la fuerza de Crumb traspasa la literatura en este libro...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. mandé corre, preciso de respuesta

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carletes,
    Conozco, más o menos, la obra de Crumb. Incluso un amigo me grabó un biopic documental de su semblanza. Se queja de sus adaptaciones al cine de animación, y ha decidido no ceder ninguno de los derechos para sus obras, debido al fracaso y estropicio de su personaje estrella, El Gato Fritz. Al parecer, el primer "versionador" de la Primera Parte, y bastante envejecida, "El Señor de los Anillos", en versión animada. Un éxito lateral, pero ya no se supo más del director. Por lo demás, te aconsejo que leas, del mismo autor, la adaptación de la Biblia que hizo como novela gráfica. Es una obra de culto. Pero, coincido contigo en que el cómic no es menor, ni marginal, es otro medio de mostrar, no sólo la literatura y la imagen, sino que, con el complemento de buenas historias, incluso se iguala a cualquier ensayo u obra de ficción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Hyeronymus:
    no conocía lo de los derechos de las obras de Crumb, el documental que dices deber de ser interesante, a ver si me hago con él. Lo que está claro es que Crumb es un grande del cómic y de la cultura, y creo que cada vez se reconoce más a los grandes autores del noveno arte.
    Ah, espero leer en breve el "Génesis" de Crumb, tiene muy buena pinta, ya te contaré cuando lo lea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ana,
    te acabo de enviar un correo.
    Muchas gracias,
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Primera visita. Gran cómic, sí. Y gran entrada.
    Me quedo dando vueltas por tu blog.

    ResponderEliminar